Etiquetas: , ,

Falsos motivos para emprender

En un artículo anterior hablé de 3 motivos para emprender, que son diferentes y personales. Sin embargo, creo que he de mencionar también algunos falsos motivos comenzar un negocio. Se basan en ideas preconcebidas incorrectas, y si emprendes por esas razones, te llevarás desagradables sorpresas. Así que, ten en consideración la información que te hago llegar, y que te podrá confirmar cualquier empresario con experiencia al que consultes. Hay más, pero cito los que más veces me han comentado y más me han llamado la atención:

Quiero ser rico rápidamente

quiero ser rico¿A quien no le gustaría? Yo algo haré mal, porque con varias empresas a mis espaldas aún no lo he conseguido. El emprendimiento no te da eso. Hacerse rico rápidamente requiere que te toque la lotería, o robar un banco sin que te pillen. Si es con tu negocio, necesitarás mucho trabajo, y mucho estudio de todo: legislación, mercado, competidores, productos, conocer a tu cliente y sus problemas, etc. Los grandes ejemplos, de reconocido prestigio, no se crearon de la noche a la mañana:

  • Facebook, desde su creación, tardó casi 3 años en salir del mundo universitario, y más de 5 años en ser reconocida como la red social más importante en gran parte del mundo.
  • Google comenzó en 1996, con el nombre BackRub, aunque los promotores tardaron casi 3 años en fundar la compañía, el último trimestre de 1998. En el año 2000 es cuando crean AdWords, y comienzan a ganar dinero, conociendo de primera mano los intereses de sus usuarios. Y de ahí, todo lo que vino después…
  • Microsoft se fundó en 1975, pero no fue hasta 6 años después cuando firmaron el contrato con IBM que les permitió desarrollar MS-DOS, y 4 años más en lanzar la primera versión de Windows.
  • Apple también tardó varios años, desde su fundación en 1976, en alcanzar el éxito. Además, es un ejemplo de altibajos, que tuvo varios, incluido el cese del socio fundador Steve Jobs, y estuvo cerca de quebrar, hasta que en un último esfuerzo Steve Jobs volvió a tomar las riendas en 1997 y comenzó el camino del verdadero éxito al presentar iMac un año después.
    ¡Y eso son ejemplos de empresas con un crecimiento extremadamente rápido! Tus probabilidades de lograr lo mismo, sinceramente, son muy bajas.

Quiero ser mi propio jefe

No es un mal motivo, pero si es tu única motivación, tengo una buena y una mala noticia. La buena es que ya no tendrás un jefe. La mala es que ahora tendrás muchos jefes: Tus clientes (los primeros), tus proveedores, tus socios, e incluso tus propios empleados. Ya no tendrás que responder y rendir cuentas a un jefe. Ahora tendrás que hacerlo con todos tus nuevos jefes

Quiero tener un horario flexible

Es cierto que, cuanto todo marche, podrás jugar con el tiempo hasta dentro de unos límites, pero pasarán años antes de eso. Es cierto que si tienes que salir antes de trabajar, nadie te lo impedirá. Pero también es cierto que no lo harás muchas veces porque las muchas obligaciones del negocio te lo impedirán. Recuerda que ahora tienes que rendir cuentas a muchos jefes, y tienes muchas más responsabilidades de las que tenías siendo asalariado de alguien. Puede que algún día salgas antes del trabajo, pero también lo será el que, normalmente, entrarás mucho antes que nadie, y te irás el último. E incluso tendrás dedicar fines de semana a resolver cualquier asunto. O quedarte trabajando hasta muy tarde, incluso no dormir, por culpa de algunos problemas imprevistos que requieren solución, y tu serás el máximo responsable de lo que ocurra en tu empresa.

Quiero independencia económica

La realidad es que tu preocupación será, en primer lugar, pagar las nóminas de tus empleados. Después las del banco y las facturas a proveedores. Y tú serás el último en cobrar.

Mi consejo

Hay algunos otros motivos que pueden ser erróneos para iniciar un negocio. No obstante, no son malos motivos si no son tu única motivación. Te tienes que tomar tu proyecto empresarial con seriedad. Lo debes plantear y estudiar muy bien. Yo huyo de esas páginas que “solo ven lo positivo”. Esa positividad es buena si está basado en datos que conozcas. Muchas cosas irán mal, pero si las tienes detectadas, y has preparado un plan de contingencia, tienes razones para ser positivo. No confíes en los foros de Internet que te dicen “X motivos para emprender”, y los motivos son del estilo de “controlarás tu destino”, “ganarás más dinero”, “tendrás seguridad laboral”, etc., dónde normalmente en sus comentarios siempre hay alguien que, sin conocerte y sin saber si haces los deberes, te comenta “sigue buscando, que estoy seguro que lo conseguirás”.

Si quieres comentarios fiables y serios, que los hay, busca experiencias de emprendedores dónde expliquen sus motivaciones. Verás algunos proyectos con éxito. Algunos de negocios “autoempleo“, y otros han creado empresas reconocidas. Entre sus motivos nunca leerás “quería ganar más dinero” o cosas así.

Si te gustan el BLOG o la recopilación de noticias, compártelo. Y si deseas estar informado puntualmente cuando redactemos un nuevo artículo o nos hagamos eco de una noticia interesante no olvides suscribirte a nuestro newsletter relacionado con el Desarrollo y Marketing de Productos. También puedes sugerir cualquier tema relacionado con el Desarrollo de Negocios, el Marketing de Productos, Ventas, Finanzas, etc. en tu comentario, o enviando un mensaje en el formulario de contacto.
La serie de artículos 'Pasos para desarrollar un negocio de éxito' está basada en la metodología del libro La Disciplina de Emprender, 24 pasos para lanzar una startup exitosa, de Bill Aulet.