Etiquetas: , , , ,

Artículo 2: Pasos para desarrollar un negocio de éxito.

El ‘foco’ en los clientes de tu negocio, y el ‘foco’ de tu producto

Para crear un negocio de éxito debes mantener enfocadas estas dos cuestiones. Por un lado, deberás pensar en el cliente al que te diriges. Cuanto más focalizado esté, menos esfuerzo tendrás que realizar para ofrecer el mejor producto o servicio. Por otro lado, en el desarrollo de productos abordarás diversos factores, desde cual es el concepto del mismo hasta la comercialización, además las fases de su producción. Sin embargo, al principio te centrarás SOLO en las cuestiones clave que deberás resolver para ofrecer el mejor producto o servicio, si deseas alcanzar una posición relevante. No crearás un producto que deje ninguna de ellas sin cubrir, pero tampoco pretenderás crear el producto perfecto. Obviamente debes analizar el mercado y estudiar en las soluciones sustitutivas que son, o podrían ser, competidoras o sustitutivas del producto que deseas crear.

Uno de los errores más comunes, mucho más de lo que debería, es precisamente el “fijarse demasiado en lo que hacen otros”, y en “cómo lo hacen”, en lugar de en el problema que se desea resolver. Es un error porque esto creará una lista bastante extensa de características a incorporar al producto, perdiendo el ‘foco’ en el valor que aporta la solución.

caminando método pasos exito

Ejemplo de pasos a seguir

De las primeras cosas que debes aprender, como buen emprendedor, es a centrar el desarrollo de tu producto o servicio en una cosa. No debe hacer muchas cosas distintas a la vez, porque correrás mayores riesgos de fallar. Debes pensar en qué es bueno, y concentrarte en ello. Además, mantendrás tu enfoque en tu cliente objetivo, pensando como piensa él, en su problema y en cómo lo resolverás. Una buena técnica para aplicar esto en el desarrollo de productos es la siguiente:

  • Nicho de mercado: Buscar cual es el tipo de cliente ideal en principio, ya que en el futuro puede que esto cambie cuando durante la creación y adaptación de tu producto.
  • Selección de posibles ‘colaboradores’: Dentro de ese ‘nicho’ escoger los más relevantes, quienes puedan ser abodados para obtener su opinión.
  • Cuestinario: Con las ‘hipótesis’ sobre el problema que resolverá el producto, preparar un cuestionario que permita ‘validarlas’ en una conversación con un posible cliente/interesado. Este cuestionario será lo suficientemente completo como para obtener toda la información necesaria en la conceptualización y creación del producto.
  • Pregunta, pregunta y pregunta: El siguiente paso es el de realizar estos cuestionarios tantos sujetos en el nicho de mercado seleccionado como sea posible, ordenados según la información recopilada en el segundo paso. Después de unas pocas llamadas o entrevistas, debe ser revisado el cuestionario, verificando que la información obtenida es útil y cumple los objetivos que habíamos fijado al principio. Es bastante común realizar pequeñas adaptaciones al mismo, así que no será preocupante que deba ser cambiada alguna pregunta, e incluida o incluso eliminada alguna otra.
  • Revisión: El proceso se dividirá en el tiempo, o por un volumen de entrevistas. Después de ese periodo o volumen determinado, debe ser analizado ‘qué se ha aprendido’. Esto puede cambiar la concepción inicial del producto, y crear nuevas hipótesis, por lo que, si es necesario, deberá revisarse el cuestionario a realizar en las nuevas entrevistas.
  • CONSEJO: No debe eternizarse este proceso. Solo es uno de los primeros pasos en el desarrollo de productos.

mejor-diferenteCuando hayas obtenido información ‘de primera mano’ acerca de la solución a crear, enumerarás por orden de importancia las necesidades detectadas que requieren ser atendidas por el producto, y te focalizarás el desarrollo, al principio, en las primeras de ellas. 3 ó 4, o las justas y necesarias para crear un Producto Mínimo Viable a comercializar. El Producto Mínimo viable se refiere a aquel producto que cumple únicamente con las condiciones necesarias que harán posible su éxito, y nada más. El número de características variará en función del producto, pero nunca deberían ser muchas más. Te será más fácil y económico  centrarte en ser el mejor en algo, que en ofrecer ‘la solución más completa del mercado’.

¿Y qué hago ahora?

Una vez se has averiguado los elementos que deberá tener un primer ‘piloto’ útil para el que crees que es tu nicho de mercado, volverás a validarlas con los actores en el mismo (usuarios, clientes, expertos, etc.). Cuando creas que ya tienes una lista de características mínimas completa, crea ese primer piloto, o algo que permita probarla en conjunto, o cada una de ellas por separado, y verifícalas.  Luego continuarás el proceso de creación, pero ese punto lo abarcaré en los siguientes artículos.

Si te gustan el BLOG o la recopilación de noticias, compártelo. Y si deseas estar informado puntualmente cuando redactemos un nuevo artículo o nos hagamos eco de una noticia interesante no olvides suscribirte a nuestro newsletter relacionado con el Desarrollo y Marketing de Productos. También puedes sugerir cualquier tema relacionado con el Desarrollo de Negocios, el Marketing de Productos, Ventas, Finanzas, etc. en tu comentario, o enviando un mensaje en el formulario de contacto.
La serie de artículos 'Pasos para desarrollar un negocio de éxito' está basada en la metodología del libro La Disciplina de Emprender, 24 pasos para lanzar una startup exitosa, de Bill Aulet.