Etiquetas: , , , ,

Habrás podido ver que te hablo del método Lean Startup, desarrollado por Eric Ries en muchas ocasiones, y que son “fan” de los 24 pasos de Bill Aulet, que es una aplicación práctica del método. Te habrá dicho que es la metodología correcta para nuevos negocios. Pero, ¿qué es el método Lean Startup? ¿En qué se diferencia del método tradicional de diseño y fabricación?

El método tradicional de diseño y fabricación/desarrollo

En la forma clásica para crear y comercializar un producto o negocio se ha demostrado muy lenta, y cara, en un mundo sumamente informatizado, altamente competitivo y totalmente dependiente de las nuevas tecnologías. Tradicionalmente, el método para la creación de productos o servicios es el siguiente:

  1. Planteamiento de una idea, de dónde saldrán los nuevos productos o servicios.
  2. Análisis desde la alta dirección, que decide si el nuevo producto/servicio entra dentro de la estrategia y la visión de la empresa.
  3. Estudio de mercado, analizando las necesidades, los posibles clientes, proveedores que serán necesarios, y competidores en el sector. El estudio propone características que debería incorporar el nuevo producto o servicio.
  4. La alta dirección valida el estudio, y decide asignar un presupuesto para su creación y lanzamiento.
  5. Desarrollo/fabricación del producto/servicio, incluyendo las características propuestas en el estudio de mercado. Suele ser a largo plazo, aunque dependerá de la complejidad del desarrollo, e incluirá todos los testeos y verificaciones necesarios.
  6. Preparación del marketing de producto: envase, publicidad, canales de venta, etc.
  7. Lanzamiento del producto.

Esto requiere un alto presupuesto, y el proceso es largo desde su planteamiento hasta el lanzamiento final, y por eso se planteó la metodología Lean Startup.

Método tradicional vs Método Lean Startup

¿Qué es Lean Startup?

Dada la alta competencia que existe hoy en día en todos los sectores del mercado, siguiendo la metodología anterior era posible crear buenos productos, pero no estaban ajustados a las necesidades de los clientes, y esos productos suele ser muy difícil adaptarlos con posterioridad porque nacieron de unos estudios que se realizaron mucho tiempo atrás, durante la época de planteamiento.

Basado en Lean Manufacturing, que realiza flujos para reducir las pérdidas durante la producción, el método Lean Startup se aplica en la creación de negocios, basándose en la definición de un Producto Mínimo Viable, que es la versión mínima de un producto, que cumplirá las necesidades justas y necesarias de los clientes, por las que estos estarán dispuestos a pagar. Se considera prescindible todo aquello que no aporte valor directo para el consumidor final.

Fases del Método Lean Startup

Crear > Medir > Aprender … y vuelta a empezar

Se basa en aprender, suponer y validar las hipótesis, haciendo muchas pruebas para conseguir acortar los ciclos, obtener mediciones del progreso, y directamente información que procede del consumidor final. De esta forma se reducen los gastos enormemente, y un producto final posiblemente sea más sencillo que uno creado con el método tradicional, pero también mucho más económico de desarrollar, y que se ajustará a la perfección a las necesidades reales del cliente. Además, en las iteraciones que se han ido haciendo durante las pruebas de validación, también se pueden haber conseguido comercializar algunos productos/servicios a los early-adopters (consumidores tempranos).

Con esta metodología de trabajo el producto/servicio siempre estará ajustado al valor esperado por el cliente, y que por tanto está dispuesto a pagar. No olvides que el negocio se basa en: entrego algo (valor), recibo algo a cambio (pago por el valor). Esta metodología no solo es aplicable a nuevas empresas. También lo es para el lanzamiento de nuevos productos en compañías ya existentes. Es la mejor forma de crear negocios con éxito basados en productos innovadores.

Esta metodología consigue reducir los plazos de diseño y fabricación, y también acorta el lanzamiento al mercado de un primer producto final, que irá mejorando con el tiempo a medida que se sigue aprendiendo sobre él, y gracias a los comentarios de los propios clientes. Además, también se aprende mucho sobre el cliente y sus necesidades, y se crea el entramado necesario para prestar servicios o fabricar productos. ¿Qué impide aprovechar esa inversión para la creación de nuevos productos/servicios?

Si te gustan el BLOG o la recopilación de noticias, compártelo. Y si deseas estar informado puntualmente cuando redactemos un nuevo artículo o nos hagamos eco de una noticia interesante no olvides suscribirte a nuestro newsletter relacionado con el Desarrollo y Marketing de Productos. También puedes sugerir cualquier tema relacionado con el Desarrollo de Negocios, el Marketing de Productos, Ventas, Finanzas, etc. en tu comentario, o enviando un mensaje en el formulario de contacto.
La serie de artículos 'Pasos para desarrollar un negocio de éxito' está basada en la metodología del libro La Disciplina de Emprender, 24 pasos para lanzar una startup exitosa, de Bill Aulet.